Netflix censura uno de sus propios programas por petición de Arabia Saudí

La plataforma de televisión de pago Netflix tiene su propio late-night llamado “Patriot Act”, en el que el comediante Hasan Minhaj comenta con honestidad y humor la actualidad internacional. Sin embargo, la forma de diseccionar la realidad y bromear sobre la forma de hacer política no ha gustado especialmente en Arabia Saudí, un régimen autoritario muy amigo de la monarquía española.

En concreto, Netflix ha retirado en el país el episodio en el que el presentador habló del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, por petición de las autoridades del país.

En el episodio ahora censurado, Minhaj desconfiaba abiertamente de la versión oficial del gobierno Saudí a la hora de describir las condiciones en las que había muerto el periodista, y la implicación del príncipe Mohamed bin Salmán. Decía, simplemente, lo que sostienen los medios de comunicación más fiables y las principales servicios de inteligencia internacionales.

Sin embargo, en Arabia Saudí no existe la libertad de expresión y esta clase de declaraciones supuestamente afectan “el orden público, los valores religiosos, la moral pública y la privacidad” en opinión de las autoridades del país.

Netflix ha expresado en un comunicado que “apoyan con convicción la libertad artística” pero que “eliminaron este episodio sólo en Arabia Saudí una petición legal válida y para cumplir con la ley local”. El problema es que este principio de libertad artística que tanto predican no tiene ninguna validez si quieren entrar en mercados que no respetan los derechos humanos como Arabia Saudí porque les obligan, como demuestra este caso, a claudicar ante leyes injustas y retirar un contenido que supuestamente defienden.

Comentarios
Cargando...